top of page

MHGN Group

Public·70 members
Robert Gomez
Robert Gomez

Primeras Manifestaciones Literarias En El Espaol [CRACKED]


Las primeras manifestaciones del Romanticismo en España fueron en Andalucía, siendo uno de sus máximos exponentes la escritora Cecilia Böhl de Faber y Larrea, más conocida por su pseudónimo, Fernán Caballero. Fue precisamente su padre Juan Nicolás Böhl de Faber quien publicó en el Diario Mercantil de Cádiz una serie de artículos defendiendo el teatro del Siglo de Oro, y en Cataluña, a través del diario El Europeo, siguiendo el modelo de Böhl y defendiendo un Romanticismo moderado y tradicionalista. Uno de los principales introductores del prerromanticismo fue Manuel José Quintana.




Primeras Manifestaciones Literarias En El Espaol



Las primeras manifestaciones literarias en castellano se producen durante los siglos medievales, coincidiendo con la Reconquista que llevaron a cabo los cristianos frente a los reinos musulmanes, presentes en la Península Ibérica desde el siglo VIII.


Durante mucho tiempo se ha considerado que las primeras manifestaciones de literatura en lengua romance fueron los poemas de Guillermo IX, duque de Aquitania y conde de Poitou (1071-1126) aunque pruebas descubiertas recientemente, aseguran por el contrario, que fueron las jarchas mozárabes, datadas recientemente en el inicio del siglo XI.


En los primeros siglos de Roma, desde la fundación al s. IV a. C., el latín era una lengua tosca, que a penas podía tener manifestaciones literarias o científicas, que tenía una extensión territorial limitada: Roma y algunas partes de Italia, y una población escasa. Era una lengua de campesinos.


Después del periodo de dominación etrusca y la invasión de los Galos (390 a. C.), la ciudad fue extendiendo su imperio por el resto de Italia. A finales del siglo IV a. C. Roma se había impuesto a sus vecinos itálicos. Los etruscos dejaron su impronta en la lengua y la cultura de Roma, pero fueron los griegos, presentes en la Magna Grecia en el sur de Italia, quienes más influyeron sobre el latín dotándole de un rico léxico y de sus primeras formas literarias.


  • Situación geográficaHistoriaCastilla nace en el sur de Cantabria, norte deBurgos y oeste de La Rioja. Su origen es una serie de condadosdependientes del reino de León que logran su independencia conFernán González en el siglo X. En el siglo XI se convierte enreino independiente con Fernando I, hijo de Sancho el Mayor deNavarra. A partir de este momento irá creciendo hastaconvertirse en el reino más importante de la península.Página 72 del Códice Emilianense60 de San Millán de la CogollaLos primeros textos que se conservan encastellano datan del siglo XI, son las Glosas Emilianenses y Silenses.Concretamente el Códice Emilianense está fechado en el siglo IX, aunque lasglosas que contiene fueron escritas a finales del siglo XI. Al proceder de unaregión que fue punto de confluencia de varias culturas hispánicas: castellana,vasca, navarra y aragonesa, se aprecian en ellas rasgos castellanos ynavarro-aragoneses; incluso germánicos.En esemomento había muy pocas razones para suponer que ese dialecto del latín llegara a ser con el tiempo lengua nacional einternacional. La historia de su desarrollo está íntimamente ligada a la de la Reconquista cristiana de los territorios que los musulmanes habían conquistado en la Península Ibérica.La imagen lateral muestra lapágina 72 del Códice Emilianense 60 del monasterio de San Millán de laCogolla (La Rioja). Enella puede apreciarse el texto de una homilía en latín a la que elmonje copista ha hecho sus propias anotaciones (glosas) en castellanoentre líneas y al margen del texto. Esta página recoge la frase máslarga que existe en todo el Códice en ese castellano arcaico.Es interesante que en este mismoCódice, aunque en otras páginas, se recogen también dos anotaciones, hechas por el mismo monje, envascuence.Se trata del más antiguo testimonio escrito conservado de dicha lengua.En vasco aparecen dos glosas: la glosa 31 y la glosa 42que dicen:Izioqui duguguez ajutuez duguCuya traducción sería:Hemos sido puestos a cobijo, hemos sido salvadosa nosotros no se nos ha dado ayudaLos rasgos navarro-aragoneses se perciben en el uso de muito,feito, honore, (femenino y no masculino), plicare, lueco, cono, ena,etc.Como germanismos hay dos glosas la 20 y la 21 querespectivamente dicen:desolabuntur - nafragarsandextruuntur - nafragatos No obstante, en el Códice Emilianense 46, glosarioescrito en Suso en el año 964, se hallan palabras y frases romances oromanceadas, con lo que se fijaría en un siglo antes (el X) las primerasmanifestaciones escritas del castellano, confirmándose de paso alMonasterio de Suso como cuna de esta lengua.En la figura inferior se aprecia ampliada lafamosa glosa marginal en castellano de la página 72 del Códice Emilianense 60 deSan Millán de la Cogolla. Se trata de 12 renglones que dicen así:Conoaiutorio de nuestro dueno duenoChristo, dueno salbatore, qual dueno getena honore et qual duenno tienet ela mandatione cono Patre cono SpirituSancto enos sieculos delosieculos. Facanos Deus Omnipotens tal serbitiofere ke denante ela sua face gaudiososegamus. Amen. Glosa marginal de la página 72 del CódiceEmilianense 60En castellano actual la frase se lee así:Con la ayuda de nuestro Señor Don Cristo Don Salvador,Señor que está en el honor y Señor que tiene el mandato con el Padre con elEspíritu Santo en los siglos de los siglos. Háganos Dios omnipotente hacer tal servicio que delante de su faz gozosos seamos. Amén.Algo posteriores a las Glosas Emilianenses son las Glosas Silenses, procedentes del Monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos) y conservadas en elBritish Museum de Londres.El desarrollo cultural y literario delcastellano comienza en el siglo XII, con la aparición de los Cantares degesta. El primero y más renombrado de todos es el Cantar de Mio Cid(1140), que supone la irrupción del castellano como idioma literario.El párrafo inferior muestra una estrofa del primer texto literario encastellano, el Cantar de mío Cid:Mio Çid RoyDíaz por Burgos entróve. En sue conpaña sessaentapendones; exién lo veer mugieres e varones, burgeses eburgesas por las finiestras sone, plorando de los ojos, tanto avién el dolore. De las sus bocas todos dizían unarazóne: &quotDios, qué buen vassallo, si oviesse buen señore!"Vida de San Millán por Gonzalo deBerceo (fragmento)Con Gonzalo de Berceo (siglo XIII) se inaugura lahistoria de la literatura castellana de autoría conocida. Este poeta nació muycerca de donde fueron escritas las Glosas Emilianenses y recibió su educaciónen dicho Monasterio. Probablemente estudiara en las aulas dela Universidad de Palencia. Suyos son aquellos versos que dicen:Quiero fer un prosa en román paladino,en qual suele el pueblo fablar con sovezino,ca non so tan letrado por fer otrolatino;bien valdrá, como creo, un vaso de bonvino.La figura lateral muestra el comienzo de los Votosdel Conde Fernán González, que Gonzalo de Berceo incluye en su Vidade San Millán.En el siglo XIII, y gracias a la labor de Alfonso X elSabio se intenta regularizar la lengua, renovarla y enriquecerlaen los aspectos ortográficos, gramaticales y léxicos. Tanto enel siglo XIII, como en el XIV se desarrollan las primerasescuelas literarias de carácter culto. En el siglo XIV se amplíael léxico, bien introduciendo cultismos, bien creando nuevaspalabras, utilizando los recursos propios del idioma (composición,derivación y parasíntesis). En el siglo XV se multiplican lastendencias literarias, se publica la primera gramática, "LaGramática" de Nebrija y culminará el siglo con lapublicación de "La Celestina", obra que preludia elRenacimiento.La historia de la literatura en español se puede dividir en lossiguientes periodos:Siglos XII al XV. Etapa de la épica y romances: Cantarde mio Cid (anónimo). General Estoria, Siete Partidas, Estoriade España (Alfonso X el Sabio).

  • El Siglo de Oro. Inaugurado con La Celestina deFernando de Rojas y continuado con escritores de la talla de Miguel deCervantes (Don Quijote de la Mancha), Lope de Vega, Calderón dela Barca, Tirso de Molina, Quevedo, Luis de Góngora. En esta etapatambién se producen buena parte de la novela picaresca, como el Lazarillode Tormes y el Guzmán de Alfarache. Junto a ellos es preciso mencionar alos autores de carácter místico y espiritual, como Santa Teresa deJesús, San Juan de la Cruz, fray Luis de León o fray Luis de Granada.

  • Siglo XIX. Resurgir de la novela con Benito Pérez Galdós.

  • Siglo XX. En la primera mitad de este siglo se produce unapléyade de nombres que darán brillo a la literatura española: Miguelde Unamuno, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Valle Inclán,Ortega y Gasset.

En los siglos XIX y XX se producirá igualmente unaproliferación de escritores en lengua española aunque nacidos en Hispanoamérica,como Rubén Darío de Nicaragua, Jorge Luis Borges de Argentina, Octavio Paz deMéxico, Gabriel García Márquez de Colombia, Mario Vargas Llosa de Perú,Pablo Neruda de Chile.DatosEl español es la lengua oficial en España, donde es hablada por unos 40millones de personas y en una larga cadena de países hispano-americanos, desdeMéxico a Argentina, que suman en total unos 300 millones de personas que lahablan. En Puerto Rico es lengua oficial junto con el inglés,aunque la población es predominantemente hispano hablante. También eslengua oficial en Guinea Ecuatorial. Hay numerosascomunidades de habla española en Estados Unidos.El español en el Pacifico (Grantamaño)Desde 1714, cuando recibió licencia real, la Real Academia Españolade la Lengua tiene autoridad normativa sobre la lengua. Alcontrario que su contraparte francesa, la Academia española está compuesta de lingüistas y filólogos, conel resultado de que sus decisiones son vinculantes.Unode los fenómenos originados por la expansión mundial del español, aligual que ocurrió con el inglés, francés yportugués, es el de la criollizaciónde la lengua, es decir, el nacimiento de otras lenguas, que en ocasionesson pidgins o lenguas de contacto y en otras se convierten en lenguasnativas o criollos, basadas en la lengua colonial pero con fuertes influenciasde una lengua nativa. El mapa inferior muestra este resultado en las islasFilipinas. DialectosComo todas las lenguas ampliamente difundidas el españolestá sujeto a variaciones regionales y sociolingüísticas. No obstante apesar de esa heterogeneidad el grado de variación no es muy grande y sóloraramente hay interrupciones de mutua ininteligibilidad, Las dificultades nacen con los criollos basados en el español de Filipinas y Colombia y con eljudeo-español, la lengua hablada por las comunidades sefarditas expulsadas de España en 1492. El sefardí tienefama de haber preservado numerosas características del siglo XV, pero talafirmación es exagerada; es vedad que ciertas peculiaridades fonéticas, como la preservación de la/f-/ inicial es un elemento arcaico, pero esa lengua también ha evolucionado extensamente en su morfología y ha asimilado gran número depréstamos léxicos. La figura inferior muestra la distincióndialectal en México.Entre las variedades dialectales españolas delromance tenemos el asturiano-leonés, cuyos límites no coinciden nicon los antiguo reino de León ni con la actual provincia de León. Entrealgunas características que lo acercan al gallego-portugués destacan: ouau, al- + consonante (cousa, touro, outro);se conserva f- (filo, farina); se pierde toda -n-intervocálica, como raa rana; la l pasa a rdespués de consonante sorda, como praza platea. Unavariedad parecida al leonés pero que apunta al gallego-portugés es elmirandés, hablado en Miranda do Douro, en Portugal.Otro dialecto importante es el aragonés,que en parte se funda históricamente en el antiguo reino de Aragón yNavarra, pero que recibió gran influencia del castellano. Hoy se habla enla provincia de Huesca, al pie de los Pirineos.El extremeño,ligado históricamente con el asturiano-leonés, se habla en una región septentrionalde Extremadura.Aparte de estas lenguas que tienenpersonalidad propia, las hablas dialectales del castellano se puedenclasificar en dos grupos: las septentrionales y las meridionales, comprendiendoéstas al murciano,al andaluz y al canario, hablados en Murcia, Andalucía yCanarias, respectivamente.Los dialectos septentrionales se caracterizan por sermás conservadores y abarcan las tierras castellanas y las que ocuparon los dialectoshistóricos del latín, como el aragonés y el asturiano-leonés. En elhabla de las tierras donde nació el castellano encontramos una serie derasgos dialectales, como el uso del leísmo (le como complementodirecto: Este piso ya le vimos), laísmo y loísmo (la y locomo complemento indirecto: La dije que no viniera); pronunciaciónde la d final como z: Madriz; aparición de una s enla segunda persona del singular del pretérito imperfecto: vinistes;uso del infinitivo para la segunda persona del plural del imperativo: Traermealgo!. Hacia el este (La Rioja, Navarra y Aragón) hay una influencia dela huella aragonesa, como el uso de pronombres precedidos de preposición: contú, con mí; el uso del diminutivo -ico: pajarico;abundante uso de pues. Hacia el oeste (León, Zamora y Salamanca) hayhuellas del leonés, como la tendencia a cerrar las vocales finales: otru;diminutivos en -ín, -ina: niñín, niñina; usodel indefinido en el vez del perfecto compuesto: hoy fui a tu casa.Losdialectos meridionales se caracterizan por ser más evolucionados en supronunciación y por rasgos fonéticos muy marcados. En esta regióndialectal se hallan el andaluz, el extremeño, el canario y el murciano. Lasprincipales características de estos dialectos son: confusión de ry l en posición final de sílaba o palabra: arta, cuelpoy otras se pierden, como españó; seseo (pronunciación de la zo la c ante e o i como s: sielo; ceceo(pronunciación de la s como z: zerio; pérdida de la dy de la n intervocálicas o ante r: cansao, mare;yeísmo con distintas pronunciaciones: yuvia.Escritura Juan 1:1-8 en españolGramáticaLa influencia del árabe en elespañol tiene carácter casi exclusivamente léxico. Una serie de términos quese refieren a la cultura árabe medieval (astronomía, matemática, medicina, filosofía, etc.) entra a formar parte del patrimonio cultural europeo. Se trata de palabras que, a partir casi siempre de la Península Ibérica o de Sicilia, se difunden alitaliano, al francés, y de ellos a las otras lenguas europeas. A veces son de origen erudito, comoálgebra, procedente del árabe al-gabr que propiamente significa "restauración, reducción".Un término matemático menos técnico y más común, que se manifiesta con doble aspecto en las lenguas cultas occidentales, es el representado por las voces cifra y cero. El árabe tenía la palabra sifr, que al principio era (y ha seguido siéndolo en la lengua común) unadjetivo que significaba "vacío"; merced a un calco del sánscritosunyá, que significaba también "vacío", pero que los matemáticos indios emplearon para "cero", el árabe ,sifr adquirió, entre los matemáticos, el mismo sentido de'cero'. Leonardo Fibonacci latinizó el término a zephirum que luego, en las fuentes italianas, se volviózeliro, zefro y al fin zero (atestiguado desde 1491; de élprocede el español 'cero'). Una adaptación de la palabra árabe más próxima al original es ladel español cifra.También viene del árabe la costumbre de designar la incógnita porX; en los textos árabes de álgebra, la incógnita era indicada mediante la letraS, inicial de la palabra sai', 'res, aliquid, quicquam'. Esta letra sonaba casi lo mismo que la palatal aspirante sorda que el español antiguo escribía x, según se aprecia por las transcripciones latinas depalabras árabes. Leonardo Fibonacci, en Liber abbaci, no hizo más quetransliterar la S con X, y así entró X en uso para la incógnita.Diversos términos árabes que se han difundido por todas las lenguas europeas tienen que ver con la astronomía, de la que los árabes fueron maestros, como es sabido; casi inalterados, con forma árabe, aparecen algunos términos técnicos comoazimut; nadir nazir, 'opuesto' (esto es, naziras-samt, 'opuesto al zenit'); se ha hecho popular almanaque, al-manah, 'calendario'.Notables son también los nombres relativos a la química o, mejor dicho, ala química medieval o alquimia, empezando por esta mismísima palabra, atestiguada desde el sigloXIII y que viene del árabe al-kimiya ("fusión"), cuyo sentido era "piedrafilosofal, sustancia que transforma los metales bajos en oro". El nombre más común de la piedrafilosofal en árabe era, en cambio, al-iksir ( elixir, con el sentido de "remedio maravilloso, licor mágico". Y ya que hablamos de palabras de la química, recordemos también elárabe al-kuhl, al-kuhul, 'polvos para teñir cejas y párpados>español alcohol.Proceden del árabe o de otras lenguas orientales, pasando porel árabe, algunos nombres de juegos (y las terminologías correspondientes), ante todoel ajedrez, que los árabes aprendieron de los persas como éstos de los indios. No hay que ser orientalista para saber que en persasah significa "rey", y basta conocer los rudimentos del juego para saber que su objeto es inmovilizar el "rey"del adversario; en persa, y de ahí en árabe, tal operación se llama, en la terminología del juego,sah mát, que al pie de la letra significa "el rey (está) muerto"; de ahi elespañol jaque mate.Sin salir de la terminología ajedrecística, se puede señalar que el término alfil, que designa cada una de las dos piezas que franquean al rey y a lareina viene del árabe al-fil, "elefante", pues en los ajedreces más antiguos, dos elefantes ocupaban los lugares de los alfiles. Encontramos voces árabes en la toponimia, comoAlbacete al-basit; esp. Alcalá qal'a, "castillo, fortaleza";Gibraltar, gebel Tariq, "monte de Tariq", del nombre del comandante árabe que en 711 emprendió desde allí la conquista deEspaña. Son importantes los nombres de ríos compuestos con guad- del árabewad(i) "río, valle". Tenemos así los hidrónimos Guadiana, Guadalquivir wadi al-kabir, "el río grande"), etc.Pero en la Península Ibérica la influencia árabe llegaa los términos administrativos: por ejemplo alcalde al-qa'dí, "juez"; alguacil Otra observación notable es la siguiente: como se habrá visto por los ejemplos citados, las lenguas iberorromances, en la mayoría de los casos, adoptan las palabras árabes con el artículo determinado unido (artículo que suenaal, pero cuya 1 se asimila, según regla constante en todo el dominio árabe, ante algunas consonantes). Asíencontramos azúc


About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...

Members

bottom of page